0

Conforme pasa el tiempo los viejos medios de entretenimiento van siendo relegados por el avance de la tecnología y las redes sociales; por ello, era de asumir que viejos hobby como la lectura fueran desapareciendo paulatinamente.

Sin embargo, a pesar del incremento de libros electrónicos y gadgets para poder emular este pasatiempo digitalmente; algo es cierto, el placer de hojear un buen libro, el olor de su empastado y el gusto por coleccionarlos es algo que aún no tiene fecha de caducidad próxima.

¿Por qué la lectura sigue siendo un gusto apreciado por millones?

Muy a pesar de que un gran sector de la población prefiere sentarse a ver una película o serie de televisión; esto no ha sido suficiente razón para que se extinga el buen gusto por hojear un libro.

Y es que una de las razones que ha impulsado este gusto entre los jóvenes, es la creciente cantidad de nuevos autores que se ajustan a los gustos de estas nuevas generaciones; sobre todo, con sagas cuya popularidad o argumento provoca que lleguen a la pantalla grande. Ya que, de esta forma logran atraer al público no lector hacia la fuente original: el libro.

Esto es bastante positivo, ya que el practicar la lectura en forma regular fomenta el pensamiento y la imaginación; que muchas veces está apresado por los medios audiovisuales que no dejan espacio a la interpretación y el pensamiento.

¿Dónde radica la diferencia entre leer con regularidad o no?

Este es un debate eterno entre ambos bandos, pero si nos ponemos a analizar fríamente las circunstancias de cada uno, algo queda en claro, aquellos que frecuentan la lectura de calidad tienen un sentido crítico mucho más elaborado y tiende a matizar sus razonamientos de forma más natural.

Otro factor positivo de este hábito, es que se mejora notablemente la comprensión de situaciones o problemáticas; porque a menudo la lectura te plantea situaciones donde se enaltece aquel sentido de curiosidad que debería ser innato en todos nosotros.

Sentir una necesidad por investigar más sobre temas que nos agraden y sentarse a analizar distintas opiniones de cada autor; con el objetivo de ayudarte a formar una postura u opinión basada en hechos.

Si tu aún no practicas este buen hábito, entonces te invitamos a iniciarte en este mundo infinito de letras y pensamientos. Y una buena parada que puedes hacer en este camino puede ser a través del autor Fran Zabaleta y a continuación te dejamos un blog para que lo conozcas.

Ir al sitio web – http://franzabaleta.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *